Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

Monográficos Externos

Comunicación Empresarial

Fincas Abarca, servicios de banca privada aplicados a la gestión del patrimonio

Fincas Abarca, servicios de banca privada aplicados a la gestión del patrimonio
Ramón Ferré Gaig, Gerente de Fincas Abarca junto a su hija Aina Ferré Garriga y su equipo directivo (©marissagràcia)
Ramón Ferré Gaig, Gerente de Fincas Abarca junto a su hija Aina Ferré Garriga y su equipo directivo (©marissagràcia)

Fincas Abarca

Fundada en 1916, la empresa ofrece servicios patrimoniales integrales para un nuevo perfil de cliente, particular o empresarial, que busca rentabilizar sus propiedades cada vez más.

Cuando Ramon Ferré Gaig tomó la gerencia de Fincas Abarca, se propuso aplicar el modelo de éxito que utiliza el grupo empresarial familiar, del que forma parte junto con sus hermanos Amadeo y Francesc Ferré Gaig. Innovando en la Administración de Fincas, con una gestión horizontal, autónoma y ejecutiva, en la que los diferentes departamentos tuviesen amplia capacidad de decisión. Esto ha llevado a Fincas Abarca, pese a su carácter centenario, a posicionarse como una empresa de gestión patrimonial inmobiliaria referente en Barcelona y orientada únicamente hacia un solo objetivo: dar el mejor servicio a todas aquellas personas que les confían su patrimonio. Muestra de ello es que la mayoría de los nuevos clientes llegan por recomendación de otros. 

Servicio también para un cliente internacional

Barcelona es un destino preferente para muchos extranjeros que bien quieren vivir en la ciudad o invertir en ella. Aina Ferré, además de Administradora de Fincas dirige la división de marketing y relaciones internacionales de  Fincas Abarca "el cliente extranjero necesita de una gestión muy personalizada para culminar con éxito cualquier inversión inmobiliaria así como su desarrollo posterior. Obteniendo de este modo la tranquilidad deseada, al acceder a un mercado desconocido, por idioma y normativas. A día de hoy hemos cerrado operaciones con clientes rusos, franceses, ingleses y chinos, confiándonos también la gestión de sus inmuebles. El porcentaje es pequeño pero va en aumento en parte porque somos muy selectivos y cautelosos en el perfil de cliente internacional con el que trabajamos que  habitualmente es un inversor de un nivel medio alto".

El gerente nos recibe en sus oficinas de la calle Mallorca, en Barcelona, acompañado de su hija Aina Ferré Garriga, administradora de fincas y directora de marketing y de relaciones internacionales; Valentín Paraíso, director de patrimonio e inversiones; Francisco Javier Martín, director del departamento de comunidades; Josep Guàrdia, director del departamento de contabilidad y Josep María Gràcia, director del departamento técnico y de servicios.

Es el propio Ramon Ferré el que nos explica que "mi abuelo y mi padre fueron clientes de la familia Abarca y buenos amigos de Leandro Abarca, que dedicó toda su vida a esta empresa y a quien quiero dedicar hoy esta celebración. Por lo tanto, hemos sido clientes antes que propietarios. Por eso nosotros sabemos la importancia que tiene el gestor en la administración de un patrimonio inmobiliario." Y añade, "si antes el administrador era un hombre de confianza, casi un albacea, ahora debe ser un gestor altamente profesional que se encargue de sacar el máximo rendimiento al patrimonio del cliente, actualizándolo y dándole valor, con el mínimo riesgo posible. Ese es el objetivo de Fincas Abarca".

Auditoria continúa en cada uno de sus procesos

Fincas Abarca, formada por un plantilla de 24 empleados, cuenta con una dirección de gestión de comunidades que controla una amplia cartera de comunidades de propietarios. Su director, Francisco Javier Martín, nos explica qué, el servicio pasa por tres pilares, "acción inmediata ante las incidencias diarias, control exhaustivo de los gastos y del presupuesto anual y especialmente la seguridad derivada del cumplimiento de las normativas en vigor". Esta es la forma en que "descargamos de preocupaciones al Presidente" añade. 

El departamento técnico y de servicios, que dirige Josep Maria Gràcia, tiene por cometido la mejora y el mantenimiento de las fincas. Él nos explica que "la previsión es fundamental, insistimos a los propietarios que si hacen mejoras su inmueble se revalorizará, además de cumplir con el marco legal vigente." Gracia, hablando de comunidades, señala que con un mantenimiento planificado se evitan sorpresas desagradables como averías o derramas, de miles de euros, no previstas.

Fincas Abarca cuenta con un despacho virtual abierto 24 llamado "Abarcanet". El cliente dispone de amplia información sobre su propiedad, puede notificar y hacer el seguimiento de sus incidencias. Y junto a ello un sistema contable individualizado por cliente. Josep Guàrdia, responsable de contabilidad  explica que "nuestro control analítico contable nos permite en todo momento conocer la situación económica real de cada finca, aportando una tranquilidad absoluta a nuestros clientes del cumplimiento del presupuesto y objetivos acordados". Todos estos procesos y su control exhaustivo permiten tener una incidencia de impago que no llega al 0,8%. Y añade que "es importante estar siempre a la vanguardia en tecnología, renovando el equipo informático e implementando nuevos programas líderes en la administración inmobiliaria".

Un nuevo perfil de cliente patrimonial

El cliente patrimonial ha cambiado. Valentín Paraíso, director de patrimonio e inversión nos explica que "además de tratar con un particular que delega la gestión de su patrimonio, cada vez son más los profesionales o empresarios que exigen un tratamiento personalizado de sus inversiones. Incluso con inversores que vienen expulsados de los fondos, bolsa y depósitos y a los que por inversiones en inmuebles a partir de 100.000 euros les podemos ofrecer altas rentabilidades. Nosotros nos encargamos de buscarle la propiedad, gestionar la compraventa, rehabilitarlo y alquilarlo".  

El gerente de Fincas Abarca, Ramon Ferré, nos explica que desde la división patrimonial "creamos operaciones inmobiliarias por las que nuestros clientes compran pisos, los alquilan durante tres años obteniendo una rentabilidad interesante  durante ese periodo, para después poder volver a venderlo, generando una buena plusvalía." 

Después de una trayectoria exitosa de un siglo, corresponde preguntar por dónde pasan los retos de Fincas Abarca. Ramon Ferré, su gerente,  señala que "no queremos crecer en cantidad sino en calidad. Y para ello debemos continuar con la estructura actual. Profesionales formados y medios técnicos que nos permita estar cerca del cliente y darle un respuesta rápida a cualquier demanda siempre basada en un vínculo de confianza profesional imprescindible."  

Contacta con Fincas Abarca