Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Juan José Melgarejo Ruiz, Presidente de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos

El peligro potencial de las terapias de electroshock y los antidepresivos

La estimulación del cerebro por métodos eléctricos es un peligro y una sumisión directa hacia el individuo. Los llamados ETC, terapias electroconvulsivas, provocan que una persona sufra de efectos secundarios muy graves con seria pérdida cognitiva y lagunas de memoria completa o esporádica. Tengan en cuenta que cuando una persona sufre una conmoción o agitación con descargas que indicen sobre el sistema nervioso central y periférico este recibe un impacto severo e irreversible y aparentemente el "paciente" o sujeto mejora, pero eso no es cierto.
¿Cómo es posible que se pueda alardear sin ninguna evidencia científica de la recuperación de personas con depresión? ¿Somos conejillos de indias o personas? Los denominados electrodos contra la depresión es un retroceso hacia el tiempo y una vulneración evidente de los derechos fundamentales a la vida y la libertad esta no sustituye la terapia cognitiva-conductual, otras técnicas diversas de psicoterapia y la esencia de la comunicación ya que con esta la persona puede llegar a la raíz de sus problemas y darse cuenta de ellos para resolverlos.
Unas 300.000 personas en Catalunya sufren depresión, que es lo mismo que decir que no se aplican terapias y sí se sustituyen por descargas eléctricas o por drogas psicotrópicas, que alteran la mente.
Este breve artículo es un intento a la reflexión y a que las personas busquen alternativas menos invasivas y más respetuosas en pro de la dignidad del ser humano.
 
Antidepresivos y su peligro
 
La depresión, o lo que es lo mismo, un estado anímico bajo y carente de interés en la vida no es más que una persona que está pasando por un mal momento debido a factores externos que dificultan la recuperación emocional de la misma. Los psiquiatras, impulsados por la corporaciones farmacéuticas facilitan la "panacea universal" con los denominados fármacos atípicos o de primera generación y reemplazan la comunicación y el derecho a ser escuchado con terapia por un componente químico que a su vez altera la bioquímica normal del cuerpo creando efectos secundarios devastadores. ¿Y qué hay de quien dice que la medicación psiquiátrica ha mejorado su vida? Ocurren dos cosas: la persona aparentemente está mejor pero el cuerpo se acostumbra al fármaco y se debe de aumentar la dosis o cambiar de agente químico. ¿Sabían ustedes que la medicación psiquiátrica combinada con varios fármacos puede causar psicosis inducida, intento de suicidio y depresión? ¡Qué paradoja! Algo que se supone debe corregir la problemática del individuo agrava la condición del mismo. Es como si estos fármacos estuviesen creados para crear dependencia y adicción.
El tribunal supremo de Alaska, en Estados Unidos decretó, este texto: "Dada la naturaleza y el impacto potencial devastador de la medicación psicotrópica…de manera similar, sostenemos que el derecho a rehusarse a ingerir fármacos psicotrópicos es fundamental". Si esto es cierto, ¿qué alternativa tenemos? El sistema sanitario tanto público como sector privado debería de disponer de recursos terapéuticos, exámenes físicos exhaustivos y personal cualificado para evitar la medicación psicotrópica e indagar en la búsqueda de causas menos agresivas para hallar la etiología o causa del problema de la persona.
Todos los seres humanos pasamos por momentos muy duros y emocionalmente sensibles pero el tratar de elevarnos y recuperar el interés en la vida y tener metas deseables en la medida que cada uno pueda nos ayudará con seguridad a tener un futuro con mejores expectativas e inevitablemente nos recuperaremos de forma gradual y progresiva. La medicación a veces hace que uno no quiera ver la vida como es, tapa nuestros sentidos y esconde la realidad.
El accidente de avión de Germanwings podría deberse a la medicación psicotrópica que se prescribió al copiloto. Esto apunta a que la ingesta de fármacos puede haberle causado psicosis inducida y haberle hecho tomar la decisión de suicidarse y acabar con la vida de 150 personas. 

Contacta con Comisión Ciudadana de Derechos Humanos