Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Entrevista a Profesor Carlos Alsina, Presidente de la Societat d’Acupuntors de Catalunya (SAC)

"La mayoría de nuestros pacientes recurren a la Medicina Tradicional China después de no encontrar respuesta en la medicina convencional"

Ya en 2001 un estudio señalaba que un 30% de la población catalana –entonces 2 millones de personas- conocía la Medicina Tradicional China y las terapias naturales. Otra muestra de 2012 señalaba que un 40% de catalanes no sólo las conocía sino que alguna vez las había utilizado. La Societat d’Acupuntors de Catalunya se creó en 1981 para dar cobertura a los terapeutas que empezaban a trabajar en dicha especialidad y ofrecer al paciente una garantía de profesionalidad. En la actualidad cuenta con más de 500 profesionales asociados y mantiene entre sus principales retos que la administraciones competentes doten a la Medicina Tradicional y a las Terapias Naturales de un marco regulatorio propio.
-¿Podría explicarnos cuál es la esencia de la Medicina Tradicional China y qué actividades, más allá de la acupuntura, recoge?
La Medicina tradicional China (MTC) es una medicina con un corpus doctrinal propio y bien diferenciado de la medicina que conocemos en Occidente. Frente al reduccionismo de esta, la MTC engloba todos los aspectos del individuo a la hora de valorar su estado de salud. Es un sistema médico basado en la comprensión de que todo lo que nos sucede tiene relación con nosotros mismos y con nuestro entorno. Como personas  somos una parte integral de un universo de energía, por lo que no nos podemos desligar de ello. El especialista entiende que todas las cosas que nos suceden en el plano físico tienen relación directa con el plano mental y energético. Todo está ligado, por lo que para el pensamiento oriental médico no existen “enfermedades” sino “enfermos.” Al ser un sistema médico completo, la MTC tiene una anatomía (de meridianos energéticos) propia, una fisiología energética propia, una patología energética propia al igual que unos métodos de diagnosis y unos sistemas terapéuticos propios y bien diferenciados de cualquier otro sistema de salud.

-¿Cuáles son estos sistemas terapéuticos?
Entre los sistemas terapéuticos encontramos desde los más conocidos, como por ejemplo la acupuntura, la auriculopuntura (estimulación de ciertos puntos en el pabellón auricular),  la moxibustión (estimulación de puntos mediante una fuente de calor),  la fitoterapia, la nutrición, el Tui na (masaje chino terapéutico), hasta otras menos conocidas como la Craneopuntura (muy empleada para trastornos neurológicos) el Tai qi y el Qi gong  (sistemas de ejercicios físicos con fines terapéuticos).

-¿Qué tipo de enfermedades pueden tratarse?
Lo primero es que para el pensamiento médico oriental no existen enfermedades, sino personas enfermas. Quiero decir que el cuerpo humano es un delicado equilibrio de sistemas en completa unión y esfuerzo para mantener la salud. Cuando ese equilibrio se rompe surgen lo que llamamos aquí “enfermedades”, pero que son el resultado de un desequilibrio profundo de nuestro sistema. El médico oriental va a buscar el origen de ese desequilibro, que en último término se ha trasformado en lo que aquí conocemos como “enfermedad”. Pero para concretar, y a modo ilustrativo, le diré que la OMS ya en los años 70 aconsejaba la acupuntura para más de 40 enfermedades habituales.

-¿Y cómo se beneficia el paciente? ¿Puede ser complementario a la medicina convencional?
La Medicina Tradicional China abre “una nueva puerta” a sus problemas de salud. Aportamos un abordaje terapéutico distinto e integral, lo que a veces complementa de forma decisiva los tratamientos convencionales como otras veces los resuelve de forma definitiva por sí sola. El mayor porcentaje de pacientes que acuden a nuestras consultas son pacientes que no han encontrado respuestas a sus problemas de salud con la medicina convencional. El nuevo enfoque y las nuevas herramientas de tratamiento que ofrecemos abren una nueva vía de soluciones para esos pacientes. Lo que no se puede hacer es insistir en un tratamiento “convencional” si vemos que no está funcionando y atiborrar de medicación a los pacientes. Como le digo a mis pacientes,  “si con tu llave
no se abre la puerta no insistas; busca otra llave”.

-Cambiando de tema, en estos 31 años la Societat d’Acupuntors de Catalunya ha conseguido que la opinión pública reconozca la valía de su especialidad pero continúan sin estar reconocidas por las Administraciones…
La situación actual dentro del contexto de crisis que vive el país es compleja. Se han dado muchos pasos en la buena dirección que, si bien no dieron los frutos esperados, estamos seguros de que llegarán. La actual coyuntura hace que las Administraciones estén ocupadas en solucionar otros temas de interés más general para todos los ciudadanos por lo que deberemos echar mano a los principios filosóficos chinos y cultivar la paciencia, a la espera de que llegue nuestro momento.

-¿Qué supondría el nuevo marco legal y qué relación mantienen con la Administración?
Un nuevo marco legal nos permitiría mejorar como profesionales y garantizar a los ciudadanos la excelencia profesional en nuestras consultas, también reglar otros aspectos como lo formativo. Permítame que le diga que en los últimos años todos nuestros esfuerzos como asociación se hallan encaminados a solicitar a la Administración Central que cree un marco legal propio en el cual poder encuadrarnos, es decir, que regule las Terapias Naturales. En lo que a la relación con la Administración se refiere, actuamos como agente social implicado desde el primer instante y hasta el último, sin escatimar voluntad y esfuerzo para alcanzar una regulación del sector necesaria y de obligado cumplimiento para la administración, que por eso es el garante de la salud de toda la población.

-Ustedes tienen más de 500 asociados: ¿qué servicios les ofrecen?

Nuestra asociación trabaja para sus socios en una doble vertiente. En primer lugar, nuestro principal objetivo y línea de trabajo siempre ha buscado la regulación profesional de nuestro colectivo, como le comentaba anteriormente. Por ello, en estos 31 años hemos participado reiteradamente en todos los proyectos políticos iniciados por las distintas Administraciones con la finalidad de estudiar la viabilidad de iniciar proyectos que promovieran un marco legislativo propio donde fueran acotadas y definidas las condiciones de acceso, ejercicio y práctica de los profesionales del ámbito de las Terapias Naturales. En segundo lugar, ofrecemos una amplia plataforma de servicios destinados a dar una cobertura integral a nuestros socios en todos los aspectos de su profesión, poniendo a su disposición nuestro departamento jurídico, fiscal y laboral, tramitación de seguros, boletines de información on line, así como la organización periódica de seminarios de formación continua gratuitos para nuestros socios.

__________
Reconocimiento de la Organización Mundial de la Salud
Ya en 1979 la Organización Mundial de la Salud (OMS) elaboró unas directrices sobre la seguridad de la acupuntura y su efectividad. En un documento la OMS detalló el tipo de enfermedades que, por su evolución y efectividad, eran recomendadas de tratarse con acupuntura. Se trataba de enfermedades respiratorias, gastrointestinales, neurológicas, oculares, de la boa, músculo-esqueléticas y de la piel. Mas adelante, en 2004, la misma organización reconoció que existen pruebas empíricas y científicas que avalan los beneficios de la acupuntura, las terapias manuales y diversas plantas medicinales en diversas afecciones crónicas o leves. Por ejemplo, la eficacia de la acupuntura, tratamiento popular para aliviar el dolor, ha sido demostrada tanto en numerosos ensayos clínicos como en experimentos de laboratorio. Por ello, el 90% de los servicios de tratamiento del dolor del Reino Unido y el 70% de Alemania incluyen la acupuntura entre los tratamientos que dispensan. La misma OMS señalaba también que dichas terapias sólo podían ser administradas por acupuntores y terapeutas plenamente cualificados.
Societat d’Acupuntors de Catalunya

C. Trafalgar, 19, 1r, 1a, 08010, Barcelona, Barcelona, Catalunya, España

www.sac-aae.org

/sac.aae

932 682 964

Contacta con Societat d’Acupuntors de Catalunya