el grupo comunicación empresarial publicaciones y medios especializados 1.060 comunicación agencia de noticias estudio gráfico
Comunicación Empresarial
 
Sector Salud & Sanidad
Estrategia Económica & Empresarial
Utilícelo para concretar sus búsquedas y obtener resultados más precisos
Puede solicitar que le enviemos la versión en papel del suplemento a su domicilio
Háganos llegar sus comunicaciones y notas de prensa.
 
 
Arquitectura, Ingeniería y Construcción (Febrero 2006)
Entrevista a Eduardo Souto de Moura, Premio Fad 2005
Souto de Moura: "La arquitectura no es más que construir edificios donde la gente se sienta bien"
Eduardo Souto de Moura (Oporto, 1952), uno de los arquitectos portugueses más brillantes de las últimas décadas, ganó el Premio FAD de Arquitectura 2005 por el Estadio de fútbol de Braga, escenario de algunos de los partidos de Eurocopa de Naciones de 2004. COMUNICACIÓN EMPRESARIAL conversó con Souto de Moura, admirador de Mies van der Rohe y de su compatriota Álvaro Siza.

Un estadio es donde se juegan partidos de fútbol. ¿Cómo ir más allá? ¿Qué era lo más importante en el Estadio de Braga?
Primero de todo cabe decir que yo no tenía ni idea de fútbol, ni quería hacer ninguna cosa diferente. Pero hablando con los promotores, entendí que lo importante en el fútbol no era el juego, sino el hecho de que era un espectáculo que debía ser retransmitido a todo el mundo. Por ello pensé en los teatros griegos y decidí no poner gradas detrás de las porterías: el juego transcurre horizontalmente, igual que la visión que tiene el espectador al ver el partido por televisión. El juego, por tanto, era el motivo, no el fin. Sin duda, por su ubicación, el estadio propició opiniones contrastadas: a algunos no les gustó; a otros, en cambio, les pareció curioso el hecho de que detrás de una portería hubiera una gran cantera, mientras que en el otro hubiera un prado.
 -Por lo tanto no puede ser acusado de esteticismo, ya que si la función del fútbol es ser retransmitido por televisión, el Estadio de Braga cumple perfectamente con esta finalidad...
Lógicamente, aunque la estética también me preocupó. Parece que ahora la estética sea una cosa negativa, cuando realmente algo bonito puede ser algo útil.
 -¿Se considera minimalista, tal y como ha sido definido en muchas ocasiones?
Yo no pienso que lo sea. Personalmente creo que el arquitecto tiene que hacerlo todo en arquitectura, tocar todos los estilos. La clave es que los edificios tengan lo mínimo para poder recibir las acciones de la naturaleza, pero esto no necesariamente implica que tenga que ser minimalista. Con todo, yo creo que el minimalismo es un estilo muy interesante, y necesario después de los movimientos excesivos del postmodernismo.
 -¿Cuál sería entonces su base teórica? Es decir, ¿qué es para usted la arquitectura?
La arquitectura es construir lugares donde la gente se sienta bien, no hay más. Esto es, al menos, la buena arquitectura.
 -Usted ha ido evolucionando hacia una arquitectura más personal pero a la vez más integrada en el contexto. ¿Cómo es posible esta aparente dicotomía?
Es un proceso natural, en 30 años se van aprendiendo cosas. Cuando empiezas, aplicas sistemáticamente lo aprendido, reglas más objetivas. Con la experiencia vas introduciendo aspectos más personales. A su vez, efectivamente, intento cada vez más integrar la obra en el paisaje ya que, como dijo un profesor mío, “cuanto más local es una arquitectura, más universal es”. Por eso me interesa la arquitectura popular, porque trasciende.
 -Supongo que será el caso por ejemplo de las casas-patio, aparentemente algo racionalista y novedoso, tiene una profunda raíz histórica.
Efectivamente. Cuando a Mies van der Rohe le preguntaron el porqué hacía casas tan abstractas y modernas, contestó que él sólo imitaba los modelos y estructuras que los sumerios habían construido hacía miles de años. Cambian las técnicas y materiales, pero la idea de familia es la misma, y lo que cambia es el lugar concreto. Lo que no se puede hacer es poner el mismo edificio con los mismos materiales en todos los lados. No será igual una casa en Marruecos que en Finlandia. Por ello, la palabra clave en arquitectura es “adecuación”.
 -También parece dicotómico el hecho de realizar obras llenas de matices y muy poéticas usando con mucho rigor materiales como el hormigón o el acero. ¿Cómo consigue esta combinación?
Porque allí donde se encuentran los materiales, en los espacios libres, es donde hay los detalles. Las juntas sirven para unir o separar los espacios, y el detalle tiene que ser justo, sin llegar al “over design”: lo útil es bonito, pero también lo bonito es útil. Yo siempre intento incluir un detalle, algo diferente, algo que sea la excepción que confirme la regla, pero lógicamente sin que llegue a “comerse” al edificio. Ser funcional es dar sentido al entorno, no es un proceso matemático y cerrado.
 -¿Podría valorar la arquitectura española en la actualidad?
Creo, y lo digo sinceramente, que está en lo más alto de Europa. Pocos países pueden presumir de tener 15 o 20 muy buenos arquitectos. La clave está en el periodo de formación, que en las universidades españolas es muy largo.

_______________________________________________
MEMORIA DEL PROYECTO DEL ESTADIO DE BRAGA

“El Estadio Municipal de Braga fue implantado en el Parque Deportivo de Dume, en la costa Norte del Monte Castro. Nuestra implantación, es la consecuencia de que no debamos hacer un "dique" a la línea del agua que naturalmente recorre el valle. La alternativa, fue desplazarlo a poniente, adosándolo a la costa, como un anfiteatro romano.

Hoy el fútbol es un espectáculo, como el cine, el teatro y la televisión, de ahí la opción de hacer sólo dos pagadas. Hoy nadie aguanta ver una pieza de Peter Handke en "zoom", detrás de las balizas.
La cobertura surgió inicialmente como una larga pala continua pero por condicionamientos y viajes, optamos por elegir comoreferencia los puentes Incas del Perú

Con una altura de 40 metros, el Estadio quedará adosado a las dos plazas con el mismo desnivel. Siendo así, el Edificio podrá servir de "ancla" a la organización del territorio, en la emergente expansión de la ciudad por el Norte."

Al Sur, también fue así hace veinte años, en el Mercado del Carandá. Hoy, sin romanticismos, estoy por  amputarlo, para que no muera de gangrena”

Eduardo Soto de Moura
Traducción: Emma Navó

 

5


ESTADIO DE BRAGA. Fotografía: Luís Ferreira Alves.
Construcción adaptada a la topografía del paisaje circundante y en la que sólo hay tribunas en dos lados del campo. El terreno de juego está elevado sobre una plataforma apoyada en 120 columnas, que posibilitan el tránsito por debajo del terreno.